HISTORIA DE LA COFRADÍA - COFRADÍA DE JESÚS DEL VÍA CRUCIS

Vaya al Contenido

Menu Principal

HISTORIA DE LA COFRADÍA

 

*Vamos a ir viendo las principales vicisitudes por las que ha ido pasando la Cofradía desde su fundación hasta el día de hoy recorriendo los principales años:

En el año 1935 se propone en la Junta de Fomento de Semana Santa y Fiestas tradicionales de Zamora una nueva procesión nocturna desde la iglesia de San Frontis hasta la ciudad con la imagen del Jesús Nazareno que allí se encontraba.

Al año siguiente, se presentan a la autoridad eclesiástica los estatutos que habían de regir la nueva Cofradía de Jesús del Vía Crucis. Dos años más tarde, en 1938, en plena guerra civil, Don Manuel Arce Ochoterena, administrador apostólico de Zamora, aprueba los estatutos fundacionales. Comienza así a dar los primeros pasos la nueva cofradía.

En 1941, el Domingo de Ramos, se efectúa el primer traslado procesional de la imagen del Nazareno hasta la Catedral. El martes siguiente, Martes Santo, 8 de abril, desfila por vez primera la procesión de la Cofradía, organizada por la Junta de Fomento. El 14 de julio se constituye oficialmente la Cofradía con la formación de la primera Junta Directiva.

El  año siguiente, 1942, el Martes Santo 31 de marzo, desfila la procesión organizada por la cofradía y formada por los hermanos vestidos con su túnica.
La Junta Directiva cree que se debe reformar algún punto de los Estatutos fundacionales y el gobernador eclesiástico de la diócesis (entonces sede vacante), don Bartolomé Chillón, aprueba la modificación de los estatutos fundacionales en 1943.

Entre las modificaciones está la del año siguiente 1944. Se modifica el itinerario de la procesión del martes santo para desfilar por el centro de la ciudad.

Dos años más tarde, 1946, la cofradía está de luto. Fallece el sacerdote don Manuel Boizas López, considerado como el fundador de la cofradía. Para el año siguiente se nombra una nueva directiva. La segunda desde la fundación.

En el año 1948 tres son las cosas a destacar en la Cofradía: Se acuerda admitir en la cofradía a hermanos de "escapulario", se estrenan faroles estacionales, un farol monumental y nuevos hachones procesionales y finalmente la procesión del Martes Santo por primera vez sale de la iglesia de San Andrés y finaliza en la iglesia conventual de las Dueñas Dominicas de Cabañales, modificándose el itinerario nuevamente. El obispo don Jaime Andreu aprueba el nuevo reglamento de la cofradía entre 1948-49.

En el 1950 la Cofradía distribuye fotografías en color de la imagen del Nazareno, se edita el primer número del "Guión del Congregante", El Nazareno desfila por primera vez en mesa procesional sobre ruedas y gracias al donativo de Don Carlos Pinilla Turiño se encarga la imagen y la mesa procesional de la Virgen de la Esperanza al escultor cántabro Don Víctor de los Ríos Campos.
El Martes Santo, 20 de marzo de 1951, desfila por primera vez la imagen de la Virgen de la Esperanza, en mesa procesional sobre ruedas. El año siguiente la solicitó el escultor para una exposición, a la cual la Cofradía accedió, pero como anécdota principal está el que estuvo a punto de llegar tarde para la Semana Santa de 1953 causando un gran susto a la directiva de la Cofradía.

Se nombra una nueva junta directiva; la tercera desde la fundación de la cofradía en 1952.

En 1953 se sustituyen los faroles estacionales de la procesión del Martes Santo por banderines de tela.

En la procesión del Martes Santo de 1954, la Virgen de la Esperanza queda en la iglesia conventual de Cabañales y el Nazareno en la iglesia parroquial de San Frontis, según acuerdo de la cofradía.

La procesión del 1957 no puede desfilar debido a una intensa lluvia, efectuándose el Jueves Santo por la mañana.

La procesión del Martes Santo de 1959 sale de la iglesia de María Auxiliadora.

En 1960, los hermanos estrenan nuevos faroles procesionales, eléctricos, con forma de tulipa.

En el año 1962, el número 903 de la revista cinematográfica "Imágenes" edita un reportaje titulado "Zamora Mística" con tomas de la procesión.

Ingresa como hermano honorario don Alfonso de Hoyos y Sánchez, duque de Almodóvar del Río en la Semana Santa de 1966 y al año siguiente la Banda de la Cruz Roja Provincial.
En el 1968 TVE filma diversas imágenes de la procesión del Martes Santo para retransmitir a todo el país.

En 1974, comienza a reunirse la cofradía en la sala de juntas del Museo de Semana Santa.
Cuatro años después (1978) se estrenan nuevas cruces estacionales iluminadas, sustituyendo a los banderines de tela.

En los años 1981 y 1982 respectivamente, se derriba el altar de la Virgen de la Esperanza en la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de Lourdes. Los hermanos de la Sección de Damas de la Virgen de la Esperanza sustituyen los faroles por varas metálicas para la procesión del Jueves Santo.

En 1985, el obispo Don Eduardo Poveda Rodriguez, aprueba la cuarta reforma de estatutos desde la fundación de la cofradía.

Se aprueba aumentar a seis el número de mayordomos anuales en 1987.

En 1989 es de destacar el que se nombra una nueva junta directiva, la quinta desde la fundación de la cofradía y el que se aprueba el reglamento interno de la Sección de Damas de la Virgen de la Esperanza. Este año se llevó a cabo una restauración de la Virgen.

En el año 1990 se sucedieron varias cosas. Por una parte se estrenan nuevas cruces estacionales con galvanoplastias, que sustituyen al Vía Crucis iluminado, se instaura la despedida de las imágenes con las "reverencias" tras cruzar el puente de piedra la noche del Martes Santo, se inicia el rezo del Vía Crucis al finalizar la procesión del Martes Santo, en la plaza de San Frontis, el obispo don Eduardo Poveda Rodríguez apueba la modificación de los estatutos de 1985, se vuelve a editar el "Guion del Congregante" y se nombra una comisión ejecutiva para organizar y coordinar los actos conmemorativos del quinquagésimo aniversario de la constitución de la Cofradía.
En el año 1991 la Cofradía de Jesús del Vía Crucis celebra su Cincuentenario.

[…]

En el año 2003 La imagen de la Virgen de la Esperanza es trasladada para su culto permanente a la capilla de San Nicolás de la S.I. Catedral de Zamora. La Cofradía encarga a la escultora zamorana Ángeles Castaño Leal un nuevo pedestal-altar, rematado en pan de oro, para la exposición permanente.
Las Asambleas Generales de la Cofradía de Jesús del Vía Crucis y su Sección de la Virgen de la Esperanza, aprueban el nuevo Reglamento Interno de esta última.

Al año siguiente, 2004, se realiza un nuevo pedestal-altar, en madera de cerezo, diseñado por Ángel Luís Esteban Ramírez y realizado por el tallista zamorano José Antonio Pérez, para la exposición permanente del Nazareno en la iglesia de San Frontis, sede canónica de la Cofradía.

En 2005 tiene lugar la inauguración de los bolardos de hierro y bronce que representan las 14 Estaciones del Vía Crucis en la Avenida del Nazareno de San Frontis, obra del escultor zamorano Ricardo Flecha Barrio, realizados por la empresa Fundaciones Artísticas S.L. de Antequera (Málaga). Este año se realiza el rezo del Vía Crucis a lo largo de la Avenida del Nazareno de San Frontis, en lugar de en la plaza de la Iglesia.

El Martes Santo de 2006 se estrenan cuatro faroles de plata que rematan la mesa del Nazareno, diseñado según modelo que se conserva en la parroquia de Fermoselle (Zamora), obra del prestigioso taller madrileño "Tasio Orfebre" y una nueva Cruz-Guía que representa a Jesús Crucificado, obra del artista zamorano-brasileño Hugo García Luca, tallada en madera noble de Brasil.

En el año 2008 se incorpora a la procesión de una imagen de Jesús Crucificado, ante la que oraba en su domicilio el Rvdo. Don Manuel Boizas, fundador de la Cofradía, donada por su sobrino-nieto don Antonio Boizas en nombre de su familia.

En 2009 se lleva a cabo la transformación del farol que portan los hermanos en procesión y se sustituye  el sistema eléctrico de iluminación por cera líquida.

En el año 2010 se suspende por lluvia el traslado del Nazareno de San Frontis la tarde-noche del Jueves de Dolores y tras un dilatado período de siete años, siempre en armonía y consenso entre las partes, el Obispo de la Diócesis, don Gregorio Martínez Sacristán, aprueba el 21 de septiembre, los Estatutos Fundacionales de la Cofradía Virgen de la Esperanza,  con que concluía el proceso de transformación de la Sección de la Esperanza en Cofradía.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal